Tejiendo el México que merecemos

En la actualidad nos cuestionamos diariamente ¿México es el país que merecemos?

Y es que nuestro país es tan complejo por la realidad innegable que vivimos, donde diariamente podemos percatarnos de las problemáticas que nos aquejan; inseguridad, pobreza, bajo nivel educativo, pocas oportunidades de desarrollo, corrupción, son solo algunos de ellos.

¿Cuántas veces no te ha pasado que ves en la calle gente tirando basura, peleando unos con otros, talando árboles, pagando a funcionario por “hacer” su trabajo o simplemente quejándose de “cómo estamos”? Yo lo he visto durante mucho tiempo, y queremos culpar de manera absoluta al gobierno, pero ¿en dónde está nuestra responsabilidad como ciudadanos? ¿qué estamos haciendo para tener este país?

No pretendo quitar la responsabilidad de quienes nos gobiernan, ellos tienen una gran labor y DEBEN realizarla con ética y responsabilidad, pero el rumbo de nuestro país no depende únicamente de ellos, México necesita de ciudadanos comprometidos, responsables, respetuosos, éticos y empoderados.

A pesar de que hay cifras desalentadoras, también hay acontecimientos y mexicanos en particular que nos hacen creer que es posible construir un país distinto, y es por esto que a través de nuestro programa “Tejiendo México” buscamos promover el desarrollo integral de estos ciudadanos que contribuyan al desarrollo de sus comunidades, ciudades, estados y país. ¿Cómo lo haremos?, formando, empoderando y fortaleciendo nuestras vocaciones y generando así oportunidades justas para tener una mejor calidad de vida. Actualmente nos encontramos en el polígono de desarrollo “Las Joyas” en León, Guanajuato trabajando en alianza con organizaciones locales, nacionales e internacionales para generar comunidades sustentables.

Estamos conscientes que no será fácil, no cuando creemos que estamos solos, pero si nos unimos, formamos lazos basados en el amor, despertamos nuestra consciencia colectiva y realizamos acciones para cuidar nuestros espacios, promover nuestra cultura, arte, tradiciones, valores y todo eso que nos identifica como país, podremos mejorar y resolver nuestros conflictos y problemas de forma adecuada.

La convivencia siempre será un aprendizaje en donde cada día se pondrán en juegos nuestras fortalezas y debilidades, y es justo por esto que invitamos al gobierno, a empresarios, sociedad civil organizada y a cada ciudadano de este país maravillo que ama el mundo entero; a cambiar, a mejorar, a crecer, a actuar y así tejer el México que merecemos, un país de oportunidades, justo y próspero.

Mónica Lomelí - Directora General